Ginebra Premium y Gin Tonic

Ginebras Premium y el Gin Tonic

Podemos comenzar hablando de innumerables Ginebras pero no es nuestra intención realizar una interminable lista de nuevas ginebras y tipos de tónicas.

Lo que tratamos de conseguir en este artículo es ver cómo el mundo de la ginebra ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y superar el bajón que sufrió a finales de los años 80 donde la ginebra apenas se consumía y donde había sido superada por otros aguardientes (whisky, ron, vodka, etc.).

El único superviviente en esta época de debacle de la ginebra fue el GIN TONIC (un combinado clásico en la coctelería). Y es que en esta mala época, el Gin Tonic quedó solamente en un público muy fiel. Todos recordamos en los años 80 y 90 el whisky como rey de los combinados. Así se tomaba whisky solo o con lo que pudieras imaginar: cola, limón, naranja, ginger, etc. e incluso tónica (“sacrilegio” para los fieles del gin tonic).

A este auge del whisky le siguió el del ron. Así desde finales de los 90 y hasta la actualidad el ron sigue en la cresta, sobre todo con su combinado más clásico “Cuba Libre”, eso sí, sustituyendo el ron blanco ligero por rones añejos o viejos.

Pues bien a la ginebra y con ella al gin tonic, sólo les quedaba renovarse o morir y está muy claro que ambos están muy vivos.

Ginebras Premium y el Gin Tonic. Como lo han conseguido:

Los propios elaboradores de ginebras se dieron cuenta de que tenían que ofrecer algo totalmente diferente.

  1. Basándose en otro destilado, el vodka (cuya pureza de alcohol es la base de su calidad mediante múltiples destilaciones), pero sin perder su idiosincrasia (presencia del enebro y botánicos clásicos). Y por supuesto añadiendo nuevos productos (plantas, frutas, raíces, etc.), e incluso admitiendo como base alcohólica no solo la destilación de cereales sino otros tipos de alcohol (orujos, alcohol vínico, etc.) que han hecho que muchas destilerías que elaboraban otros aguardientes se dediquen a la elaboración de ginebras ( el mejor ejemplo sería en la zona de Jerez). El resultado de todo esto “Ginebras Premiun”.
  2. Con el apoyo incondicional del otro gran protagonista del combinado “la tónica”. Producto que había visto mermadas sus ventas y que hizo un esfuerzo para elaborar tónicas con distintos aromas y esencias que maridaran perfectamente con las nuevas ginebras.
  3. Sólo faltaba darle un toque de innovación y originalidad a la presentación del combinado. Así el gin tonic pasó del vaso con hielo, rodaja de limón, ginebra y tónica a todo un espectáculo, no solo en la materia prima con más aromas y matices sino en la elaboración y presentación ante el cliente:
  • Utilización de utensilios de coctelería tipo varilla o cuchara mezcladora, medidores, etc.

  • Cantidad exacta en la mezcla ginebra tónica.

  • Copa de balón bien enfriada y aromatizada los bordes mediante twist de cítricos.

  • Añadiendo distintos ingredientes en la copa (enebro, regaliz, frutos rojos, siropes, etc. dependiendo del toque que se le intente dar al combinado).

  • Correcto servicio de la tónica en el combinado.

Pero eso sí, quizá lo único que en mi opinión se le puede aconsejar a esta gran labor del gin tonic, es no caer en el exceso. Es decir, todo este halo de glamour conseguido hasta ahora, no puede caer en algo sobrecargado que ya se empieza a ver en algunos locales donde parecen macedonia de gin tonic, en vez un gran combinado que es lo que es.

Artículos Relacionados

0 Comments

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *