La moda del Gin Tonic e Historia Ginebra

La Moda del Gin Tonic. Historia de la Ginebra

HISTORIA DE LA GINEBRA

Para entender la moda del Gin tonic es necesario conocer su interesante historia y es por eso por la que el Chill Out del restaurante La Española hoy habla de ello.

La ginebra es un aguardiente hecho a base de cereal generalmente cebada aunque pueden utilizarse otros como el maíz o el centeno y cuya característica fundamental es la presencia del enebro (pasando el aguardiente por un lecho de bayas de enebro, lo cual da la personalidad a la bebida).

Origen de la Ginebra

Viene de la actual Holanda, fue en el siglo XV cuando un boticario de la ciudad de Leyden elaboró una especie de elixir con base alcohólica de cereal y aromatizado con bayas de enebro.

Función de la Ginebra

La función de la ginebra era terapéutica ya que el enebro tiene propiedades curativas para el riñón y zonas del vientre. De hecho no hace mucho tiempo cuando las mujeres tenían dolores menstruales se les mandaba como remedio tomar una copita de ginebra.
El mismo nombre de “ginebra” lleva a muchos malos entendidos, así mucha gente pensaba que este aguardiente provenía de la ciudad suiza del mismo nombre y no es así, el nombre con el que se conocía en Holanda era y es “jenever” o también escrito “genever” y viene del ingrediente antes mencionado, el enebro cuyo nombre en francés es “genievre”.
Esta es la rama originaria de esta bebida con sus subtipos, pero existe otra rama también con sus subtipos mucho más famosa y con más éxito, la “Gin inglesa o London Dry Gin”.

Su salto a Inglaterra en el s. XVII vino de la mano de la llamada “Guerra de los 30 años” (1618-1648).
Primero porque los soldados holandeses tenían fama de aguerridos debido a un brebaje “el coraje holandés” que tomaban antes de la batalla. Dicha bebida también comenzaron a tomarla los británicos. Y segundo, precisamente el final de la guerra supuso el cambio de dinastía británica en favor de la casa de Orange (holandesa), con todo lo que eso lleva consigo.

Fue tan grande el éxito de esta bebida en Inglaterra en el s. XVIII, que su gran consumo, supuso un problema de salud pública. Y es que si pensamos un poco, era casi más peligroso beber agua que tomar este tipo de bebidas que además de aporte calórico otorgaba propiedades euforizantes a quien lo tomaba. De tal forma que el gobierno inglés impuso un impuesto “fifty pounds” para controlar su fabricación.

Será ya en el siglo XIX con la aparición de nuevos alambiques y nuevos sistemas de destilación cuando aparezcan las primeras ginebras al estilo “London Dry Gin”, que han estado muy de moda hasta los años 80 y que tras el declive en esa época han sabido renacer con las llamadas “Ginebras Premium” e incluso ahora un paso más “Ultra Premium”.

Descubre nuestro Chill Out disfrutando de tu Gin Tonic

Ir a la Terraza Chill Out

Artículos Relacionados

0 Comments

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *