Recomendaciones para el consumo del Caviar

Es importante aclarar que el caviar no es un componente diario de la dieta y sólo se consume en ocasiones especiales. Y debido a su consumo muy ocasional, se suele despreciar su alto aporte en colesterol. Su consumo en exceso no es recomendado.

Es fundamental servirlo frío, en un recipiente de vidrio o cristal, rodeado de hielo, y degustarlo con una cucharita que no sea de plata o hierro, ya que afectaría a su sabor. El metal sería el oro, pero también se usan cucharillas de marfil, nácar o como mal menor porcelana. La ración aconsejable por persona es de 50gr.

No es conveniente combinarlo con otros alimentos. Se acompaña normalmente de tostas de pan, muy finas ligeramente untadas de mantequilla. También es un manjar sobre unos “blinis calientes” (masa de Orly fermentada con clara montada enriquecida con salsa holandesa) o simplemente con la cuchara, aunque haya público que no pueda resistirse a comerlo con sus propias manos.

Maridaje con Caviar

El maridaje perfecto es con champagne, vodka, o un vino blanco seco.

Su consumo una vez abierto debe ser lo más rápido posible (no suele resistir más de una semana), y su conservación debe realizarse en frío entre 2ºC aproximadamente. Sacarlo 15 minutos antes pero sin abrir hasta su consumo, ya que una vez abierto va perdiendo propiedades.

Falsos mitos sobre el Caviar

No estaría de más acabar con algunos falsos mitos referentes a este producto. Así por ejemplo:
Cómo que el caviar negro es más nutritivo que el rojo; que el caviar verdadero no se distingue del sucedáneo; que todo el caviar es igual; que al ser tan nutritivo engorda; etc.

Del mismo modo nos gustaría aclarar el carácter afrodisiaco que se atribuye a este producto:
La misma palabra “afrodisíaco” (sustancia que aumenta el deseo sexual y la sensualidad) se formó del nombre de la diosa griega Afrodita. Sabemos que la diosa Afrodita salió de la espuma del mar, por consiguiente no es extraño que unos de los afrodisíacos más potentes sean los dones del mar.

Las huevas de esturión contienen una cantidad récord de minerales útiles y oligoelementos, entre los cuales hay sodio, calcio, magnesio, fósforo y hierro. Hacen posible un correcto intercambio de sustancias, una rápida recuperación de fuerzas y un aumento de las capacidades sexuales. Además, algunos elementos como el fósforo y el yodo aumentan el nivel de serotonina (la hormona del placer) y estimulan el funcionamiento de la testosterona (la hormona del sexo masculino).

Asimismo, la lecitina reduce la fatiga, ayuda a fortalecerse de nuevo y a hacer realidad en la vida las fantasías eróticas.

No es de extrañar entonces que el caviar se haya convertido en uno de los iconos de alimentos afrodisiacos aunque no debemos olvidar su alto precio y su elitismo que también ayuda lo suyo.

Artículos Relacionados

2 Comments

maribel dice:

Responder

Estimado amigo.Su comentario sobre el caviar y el maridaje con los vinos. Me parece del todo Correcto. Se ve que es Vd. un verdadero entendido en el arte del placer de los sentidos en el “buen comer”.

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *